23.9 C
Écija
23.9 C
Écija
sábado ,13 abril, 2024

Petra Moreno recibió quince golpes de hacha, la mayoría cuando estaba en el suelo

El miércoles ha sido el turno de los médicos forenses que practicaron la autopsia al cuerpo de Petra Moreno tras morir, presuntamente, a manos de su marido, quien habría golpeado con un hacha hasta en quince ocasiones a la víctima en la mañana del 18 de marzo de 2013.

Los forenses han indicado que la víctima presentaba hasta 15 heridas producidas por un instrumento compatible con el hacha, la mayor parte en cuero cabelludo, cara y cuello, así como en la región frontal.

Según se ha podido conocer, al primer o segundo golpe la mujer cayó al suelo, donde habría recibido el resto de acometidas, y han precisado que la víctima no tuvo «posibilidad alguna de defensa», pues además el acusado no presentaba arañazos ni heridas compatibles con que la mujer se hubiera defendido.

“Sabía lo que hacía”

También ha declarado este miércoles una psiquiatra del Instituto de Medicina Legal que ha puesto de manifiesto que, con independencia de que el imputado pudiera sufrir un trastorno por ‘celopatía’, «sabía perfectamente lo que hacía» en el momento de los hechos y, además, no mostró posteriormente arrepentimiento alguno.

De igual modo, han prestado declaración dos hermanos del imputado, identificado como Antonio L.G. y para quien la Fiscalía solicita 18 años de cárcel por un delito de asesinato, que han asegurado que Petra era «una buena esposa» y que «era fiel» a su marido, quien en su declaración dijo que le golpeó con el hacha tras discutir por una infidelidad de ella.

Además de la Fiscalía, en este procedimiento están personados como acusación particular los tres hijos de la víctima, que piden 25 años de prisión para su padre por un delito de asesinato con la agravante de parentesco.

El imputado, cabe recordarlo, se declaró «culpable» y comenzó diciendo que «no recuerda muy bien las cosas» porque había tomado «muchos psicotrópicos», precisando que el día de los hechos se despertó sobre las 7,30 horas y mantuvo una discusión «fuerte» y «a gritos» en el comedor con su esposa, a la que «recriminó» que le era «infiel».

«No recuerdo todo, estaba demasiado ‘endopao’ de pastillas», explicó el procesado, que aseguró que media hora antes de la discusión se tomó «seis o siete» pastillas, concretamente ‘tranquimazín’ de dos milígramos que ingería para «quitarse de las drogas», agregando que en el marco de la disputa su mujer le preparó una tila «con demasiadas pastillas». «Le dije que no me las tomaba» porque «me iba a volver loco», indicó.

Juicio

La declaración se han producido durante la tercera sesión del jurado popular que se está celebrando en la Audiencia Provincial de Sevilla.

Esta y el resto de noticias te pueden llegar a tu WhatsApp cuando la publiquemos, síguenos en nuestro nuevo Canal de WhatsApp de Écjaweb desde este enlace

- Relacionados -

Relacionado

Síguenos en WhatsApp

WhatsApp Écijaweb

Recibe las noticias Écijaweb en tu WhatsApp

Últimos 7 días