18
Mié, Sep

Semana Santa Écija

“Tipografía”

Rozando el 100% de ocupación durante los días fuertes de la Semana Santa de Écija han estado los establecimientos hosteleros de la ciudad pese a la previsión y la lluvia que hizo acto de presencia a partir del Jueves Santo. A este buen dato turístico se suma el que hace referencia a la falta de incidentes a lo largo de toda la semana.

Publicidad

El Gobierno local ha realizado una valoración de la semana mayor muy positiva en la que destaca la buena coordinación y funcionamiento del dispositivo de seguridad, los datos turísticos y el servicio de limpieza.

A lo largo de toda la semana solo se han sido necesarias cinco intervenciones sanitarias, todas ellas leves “no ha habido ningún tipo de problema ni intervención que merezca la pena –reseñar-, más allá de cuestiones que se han podido atender desde los dispositivos sanitarios in situ, sin tener que realizar traslados”, señalaba el delegado municipal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, José Antonio Rodríguez.

En relación al turismo, no es una novedad que los establecimientos hoteleros de la ciudad rocen el 100% de ocupación ya que la mayoría de estas reservas se cierran con mucha antelación ya que muchos de los que la ocupan son asiduos a visitar Écija en esta época, y realizan las reservas con meses e incluso un año de antelación, y otros porque tienen muy claro su destino también desde hace meses. A esto se suma la poca oferta hotelera con la que sigue contando la ciudad.

Sobre los datos de ocupación: entre el jueves y el domingo se ha alcanzado el 98% y desde el Domingo de Ramos al Miércoles Santo el porcentaje ha sido de un 62% aproximadamente.

Por último este año ha sido objeto de observación el dispositivo de limpieza ya con el nuevo contrato de Recogida de Residuos Sólidos Urbanos y Limpieza Viaria. En este sentido desde le ayuntamiento muestran su satisfacción porque consideran que ha funcionado la perfección destacando la recogida de basura diaria, la limpieza de las calles y la retirada de cera, haciendo especial hincapié en los alrededores de los templos desde donde ha procesionado hermandades y la zona de palcos.

Durante los próximos días continuarán las tareas de limpieza, fundamentalmente de cera, para lo que se ha puesto en marcha un dispositivo anti-cera que ha consistido en la aplicación de 300 litros de imprimación previa con un líquido especial en las zonas por donde iban a pasar los pasos. Ese líquido se ha retirado posteriormente y, con él, la cera derramada en las procesiones.

Publicidad
Publicidad
Publicidad