Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cada día tengo más claro que no soy hombre de derechas ni de izquierdas ni de centro, sino todo lo contrario. Cada vez es mayor la necesidad que tengo de huir de los estereotipos, de evitar los dogmatismos y de defenderme de los que quieren ponerme una etiqueta y meterme en un saco con un montón de gente más. Pero esta necesidad de sentirme libre para construir mis criterios, se hace cada día más perentoria, sobre todo desde hace un par de lustros (quizá porque es el tiempo que llevo retirado de los partidos y, con ello, de sus dogmas y sus disciplinas)

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Llevo varias semanas haciendo rabona con mis artículos y no fue desidia sino curiosidad y un cierto temor al análisis incompleto.

En todo lo que afecta a nuestras vidas y a nuestra convivencia, durante los últimos meses están ocurriendo demasiadas cosas en las que anidan las artes del birlibirloque, la habilidad de los trileros, el disloque del confusionismo, las engañifas de los fulleros, el artificio del maquillaje. Ya recordé alguna vez que fue Mateo Alemán quien puso en boca de su Guzmán de Alfarache que la miseria y la picaresca, se extraen de la misma cantera; y aunque la miseria -cuando es el resultado de una inevitable y desgraciada pobreza- puede movernos a la solidaridad, no lo hace cuando es la consecuencia de la condición miserable de los que no saben ser otra cosa que miserables.

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Fue Diego Lamoneda quien me lo contó. Lo hizo tras grabar en Televisión una “Rebotica del Cojuelo” que quise convertir esta semana, en un homenaje al recién nombrado Hijo Adoptivo de Écija. Me contó la anécdota como un gesto que nadie esperaba y que a todos los voluntarios del Economato Social “Virgen del Valle” –donde él ejerce de máximo responsable en la gerencia- había emocionado.

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Las elecciones en Écija, como casi siempre, han sido reveladoras pero jodidas. A los ecijanos nos gustan los gazpachos hasta en las urnas, aunque tengo por aprendido que, cuando votan, la mayoría casi siempre tiene la razón. Esta vez, sólo he lamentado una cosa -y lo he lamentado muchísimo-: que se haya quedado fuera del Consistorio Mónica Bascón. La conozco y sé que es una muy buena luchadora, bien preparada e incansable. Se ha batido el cuero durante estos años por Écija y no merecía haberse quedado en el zaguán por unos pocos votos.

Leer más...

Más artículos...

Publicidad
Publicidad
Publicidad