Estudiar. FOTO: Pixabay

“Tipografía”

Para muchas familias los estudios de sus hijos suponen un gran esfuerzo a todos los niveles. Uno de los retos que pueden surgir es lograr un buen rendimiento académico. En algunos casos, los padres no cuentan con la formación necesaria para ayudar en este aspecto, en otros, es la falta de tiempo la que impide ofrecer este soporte. Sin embargo, no es necesario afrontar situaciones como estas solos, en las siguientes líneas te ayudamos a descubrir cuándo necesita tu hijo clases de apoyo escolar.

¿Cuándo necesita tu hijo clases de apoyo escolar para afrontar sus estudios?

Si decimos que todos los niños necesitan clases de apoyo escolar, no estamos exagerando. La razón es que siempre viene bien contar con ayuda que proceda de profesionales expertos en la docencia.

Sin embargo, en algunos casos es imprescindible contar con esta clase de soporte para afrontar el curso. Si no tienes claro si tu hijo precisa esta ayuda, estos son algunos indicadores que te permitirán tomar la mejor decisión:

  • Notas. Unas notas bajas son siempre la primera señal de alarma. No culpes a tu hijo, porque seguro que tiene la capacidad necesaria para sacar adelante el curso. No obstante, contar con una ayuda extra mejorará la situación. Le explicarán las materias que más le cuesta, le enseñarán técnicas de estudio y resolverán todas las dudas que pueda tener.
  • Deberes. Muchos padres se quejan de que sus hijos tienen demasiados deberes todos los días. Con independencia de que sea así o no, es inviable que un niño pase horas después del colegio haciendo sus tareas. Las clases de apoyo escolar le ayudarán a ser más rápido y eficaz. Además, liberarán a los padres de esta tarea.
  • Atención. No es necesario que tu hijo tenga ninguna dificultad en el aprendizaje para que le cueste prestar atención, en muchos casos, simplemente se trata de un pequeño imaginativo, que se distrae con facilidad. Las clases de apoyo no solo le ayudarán a reforzar los conocimientos que adquiere en clase, sino también a prestar más atención.
  • Tutores. Después de sus padres, seguro que quien mejor conoce a cada niño es su tutor. Por eso, podéis comentar con esta persona el tema que os preocupe relacionado con sus estudios. Seguro que le parece una buena idea que el pequeño tenga ese apoyo fuera de clase.
  • Consenso. Es importante que el niño entienda que las clases de apoyo son ayuda que le ofreces y no un castigo. Habla con tu hijo y explícale todos los beneficios de contar con ayuda. Su opinión será clave para tomar este tipo de decisiones.

¿Cuáles son las ventajas de las clases de apoyo escolar?

Una vez que tienes claro que tu hijo necesita las clases de apoyo escolar, queremos mostrarte sus ventajas:

  • En casa habrá mejor ambiente, al eliminar un elemento de conflicto.
  • El niño sentirá que se le da el apoyo que necesita.
  • Mejorará el rendimiento académico de tu hijo.
  • Tu hijo será más independiente, ya que le enseñarán a estudiar por sí solo.

Está claro que las clases de apoyo escolar son la mejor ayuda académica que puedes ofrecer a tus hijos, así que no dejes de contar con esta valiosa herramienta.

 

Publicidad
Publicidad