“Tipografía”

En este mes de septiembre se cumple el primer año desde que la empresa ecijana “Grupo F&P” cambió su forma de trabajar para conciliar vida laboral y personal tanto de sus gerentes como de sus trabajadores. Para ellos era importante trabajar en un entorno agradable, positivo y con la motivación de que el día es para trabajar, pero también para disfrutar de la familia y de los propios hobbies.

Con estas premisas, la empresa dirigida por Elena Pradas y Fernando Fanega se inició en este nuevo horario y un año después hacen balance de los beneficios que les ha proporcionado el cambio al conocido como “Horario Europeo”.

Elena y Fernando son pareja y tienen cuatro hijos. La primera de las ventajas la encuentran en que “ahora podemos disfrutar más de ellos y ellos de nosotros”, a lo que se suma el poder contar con más tiempo “para hacer deporte, ir al cine o para realizar esas tareas que siempre quedan pendientes”.

Las ventajas no solo las disfrutan en la dirección de la empresa, el nuevo horario también se aplica a los trabajadores “también disfrutan más de su tiempo libre. Valoramos mucho el trabajo hecho en su momento y bien realizado y con el nuevo horario todo trabajo queda ejecutado igual que antes”, algo que también ha aportado beneficios a la relación laboral “tenemos personal que antes estaba muy comprometido con nosotros, y ahora, aún más”.

En un año desde la aplicación de este horario también han experimentado un beneficio económico que se evidencia con la ampliación de plantilla, el aumento de clientes y la reducción de costes, especialmente con el ahorro energético.

El horario que la asesoría “Grupo F&P” aplica desde septiembre del pasado año es de 08.00 a 15.00 horas ininterrumpidamente, un cambio que en un principio despertó algo de miedo por aquellos clientes que quieren una atención por la tarde, pero que sin embargo cuando conocen el nuevo horario “nos visitan o nos llaman por la mañana. Y cuando hay alguna Urgencia, tienen la tranquilidad que pueden contactar con nosotros para lo que necesiten, cualquier tarde”, destacan Elena y Fernando, quienes tienen entre sus prioridades el trato con sus clientes “nos gusta ofrecer un servicio cercano, que los clientes no tengan la sensación de que solo son números y que solo nos limitamos a gestionar sus cuentas. Muchos de estos clientes ya son buenos amigos” y prueba de ello son las reuniones que mantienen con ellos “suelen ser distendidas y casi siempre con un café en nuestras oficinas, pues la cafetera fue de lo primero que entró en nuestra Gestoría¨ como apunta Elena.

La frase “trabajar para vivir y no vivir para trabajar” resume la experiencia de esta empresa ecijana que tras un año aplicando el “Horario Europeo” ha comprobado los beneficios y la satisfacciones que ha aportado a sus vidas.