“Tipografía”

.-Torresol Energy ha finalizado la construcción e iniciado la fase de puesta en marcha de 'Gemasolar' en Fuentes de Andalucía (Sevilla), la primera planta solar con tecnología de torre central y almacenamiento de sales fundidas, como paso previo al comienzo de su operación comercial prevista en el primer trimestre de 2011.

En este marco, el consejero de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, Antonio Ávila, ha visitado este martes la central solar, junto el presidente de Torresol Energy, Enrique Sendagorta, y el director general de la empresa, Álvaro Lorente. También, estuvieron presentes la delegada provincial de Economía en Sevilla, Francisca Amador, y la presidenta y el director de la Agencia Andaluza de la Energía, Isabel de Haro y Francisco Bas, respectivamente.

Sendagorta ha calificado como un "importante hito" el desarrollo de la primera planta mundial de estas características, cuya construcción ha durado dos años y que demuestra "la apuesta decidida de Torresol y de Ingeniería Sener, tanto por esta tecnología como por Andalucía".

"Se trata de un día importante para este proyecto de innovación de largo desarrollo, tras más de una década de ensayos tecnológicos en Almería para encontrar los mejores elementos, como receptores o heliostatos, entre otros", señala el directivo a Europa Press.

El presidente de Torresol Energy ha recordado que la compañía cuenta con otros proyectos en construcción "muy avanzada", como es el de San José del Valle en Cádiz --una instalación cilindro parabólica con almacenamiento de sales fundidas--; además de dos en etapas "tempranas" en Abu Dhabi y en Estados Unidos. "Queremos apostar por la tecnología de torre central porque estamos convencidos de que es la que tiene una mayor capacidad de generar energía limpia más barata y gestionable", sentencia.

'Gemasolar' es la primera planta comercial del mundo con tecnología de receptor central de torre con sistema de almacenamiento térmico en sales fundidas, que le permitirá producir energía hasta 15 horas sin radiación solar. La planta suministrará energía limpia a 25.000 hogares y reducirá en más de 30.000 toneladas al año las emisiones de CO2.

La planta, compuesta por 2.650 heliostatos en una superficie de 185 hectáreas, incorpora importantes innovaciones tecnológicas, como un sistema de almacenamiento del calor en sales fundidas capaz de alcanzar temperaturas superiores a 500 grados centígrados, extendiendo así el periodo de funcionamiento normal de estas centrales. Así, se trata de la primera instalación comercial que aplica este tipo de tecnología en el mundo y supone un punto de partida dentro de la estrategia de reducción de costes en el sector de la energía termosolar.

La instalación tiene una potencia de generación de 19 megavatios eléctricos (MWe), pero gracias a su sistema de almacenamiento en sales fundidas, su producción anual equivaldrá a la de una planta de 50 MWe de tecnología cilindro-parabólica sin capacidad de almacenamiento. La energía generada (aproximadamente 110 GWh/año) será enviada mediante una línea de alta tensión a la subestación de Villanueva del Rey (Córdoba), donde se inyectará a la red de Endesa para su distribución, principalmente en Andalucía.

El proyecto está respaldado por Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), de la que Torresol Energy es socio numerario. Además,la empresa ha establecido una red de colaboraciones para fomentar programas de innovación en Andalucía con empresas andaluzas y centros como la Plataforma Solar de Almería (PSA), la Universidad de Almería (UAL), la Universidad de Granada (UGR), la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla y la Universidad de Cádiz (UCA), entre otros.