16
Mar, Jul

“Tipografía”

Autorizado el regreso a sus casas de los vecinos desalojados en Las Gemelas .-Los vecinos del número 4 de la plaza Luis Vélez de Guevara pueden volver desde hoy a sus casas una vez cuentan con la aprobación de los técnicos en materia de seguridad y tras haber recibir una serie de indicaciones para tener en cuenta mientras continúen las obras.

Publicidad

Las cuatro familias que se vieron obligadas a abandonar sus casas como consecuencia de la caída de un rayo sobre una de las torres del convento de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora “Las Gemelas”, podrán volver a residir en sus viviendas cuando se cumplen cuatro semanas del suceso,

Este martes a las 11.00h se ha convocado a todos los vecinos afectados a los que se les ha indicado las zonas de seguridad y las medidas que deben de tomar una vez vuelvan a sus hogares, algo que ya pueden hacer “por fin ya pueden volver, es una buena noticia y ya pueden estar en sus casas”, señalaba este martes el delegado de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Carlos Onetti, quien añadía que según los técnicos “la seguridad [de los vecinos] está completada siempre y cuando se cumplan los requisitos mínimos que se les ha exigido”.

Estos requisitos consisten en transitar solo por la zona de seguridad y acceder a la azotea solo al espacio delimitado y en un horario en el que no se esté trabajando en la torre, términos que se mantienen para el aparcamiento de vehículos.

Durante este tiempo se ha trabajado en el campanario dañado principalmente para garantizar la estabilidad de la torre y reponer los volúmenes perdido para recomponer la geometría original y los elementos estructurales, una vez hecho esto se ha procedido a la instalación del andamiaje y todas las medidas de seguridad necesarias.

En este sentido el arqueólogo municipal, Sergio García-Dilz, ha realizado una cronología de las actuaciones realizadas, las cuales han pasado por la retirada de elementos sueltos y que provocaban una sobrecarga en la torre, como los nidos de cigüeña; la sujeción de las zonas agrietadas, y la colocación de estructuras metálicas para iniciar la reconstrucción. García-Dilz ha querido destacar que la torre estructuralmente se encontraba en muy buenas condiciones y que gracias a ello ha podido soportar el impacto del rayo y, es en esto, en recomponer lo que se ha visto dañado de la estructura, en lo que se ha trabajado principalmente.

Una vez garantizada la seguridad los trabajos continuarán para recomponer la torre, algo que por el momento no se tiene una estimación de cuando podrá estar finalizado.

Publicidad
Publicidad
Publicidad