02
Mar, Mar

“Tipografía”

Entre el 4 y 5 de enero el personal docente y no docente de los centros educativos públicos y concertados de Écija, están convocados en el Hospital de la Merced, de la vecina localidad de Osuna, para realizarse los test COVID-19 ante el inicio del curso escolar tras la vacaciones de navidad, algo que en otros municipios similares a Écija se hará en la localidad de origen del personal.

En el caso de Écija, será el personal docente y no docente de los centro de Infantil, Primaria y Secundaria, el que se tenga que desplazar hasta Osuna en la fecha indicada, muchos de ellos residentes en otras provincias e incluso comunidades autónomas.

A finales del pasado mes de diciembre se comunicaba la convocatoria por parte de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, desde entonces se ha intentado por parte de los centros educativos e incluso a través del Ayuntamiento de Écija, conocer los motivos de por qué se ha tomado esta decisión y por qué no se hace como a comienzo de curso cuando fue el personal sanitario el que se desplazó a los centros educativos.

A falta de unos días para la convocatoria, ni por parte de la Consejería de Salud y Familias ni de la de Educación, se ha dado una respuesta a los centros educativos y solo se han limitado a pasar la responsabilidad de una consejería a otra, lo que hace suponer que finalmente tendrán que desplazarse hasta Osuna.

Desde los centros educativos no alcanzan a comprender cómo una ciudad en la que la comunidad educativa está compuesta por varios cientos de profesores y personal no docente, todos se tengan que desplazar en dos días hasta el punto centralizado establecido en el Hospital de la Merced.

Publicidad
Publicidad