Uno de los últimos hallazgos en el yacimiento, el patio de una vivienda

“Tipografía”

La antigua Astigi romana continúa resurgiendo de entre kilos y kilos de tierra que se ha ido acumulando durante siglos en la zona más alta de Écija. Se trata del yacimiento arqueológico de Plaza de Armas, donde continúan los trabajos que permitan conocer cómo era la Colonia Augusta, y al mismo tiempo pueda ser un referente turístico de la ciudad.

El yacimiento arqueológico de Plaza de Armas es un espacio vivo donde confluyen trabajos de arqueología, restauración, consolidación y las visitas turísticas. Esto supone que los recorrido delimitados por todo el recinto deben de ser modificado al tiempo que se localizan nuevos hallazgos “reordenar otra vez todo el puzle para que volviese a poder ser visitable nuestro yacimiento y por tanto había que reubicar los pasos peatonales, las placas prefabricadas, y seguir ordenando para que se vea de la mejor manera”, señalaba el delegado de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez

Una nueva reconfiguración de estos recorridos ha finalizado recientemente una vez han concluido los últimos trabajos el pasado mes de julio y que han supuesto el levantamiento de un lienzo de muralla, descubrir parte de la calzada romana, o la cubrición con una carpa de los nuevos espacios descubiertos de la vivienda romana que acogía el mosaico de “Los Amores de Zeus”. Estos nuevos hallazgos centrarán los próximos trabajos en el yacimiento.

De este modo, la localización del trazado de la calzada romana es uno de los más importantes para el desarrollo futuro de este espacio porque supone tener información precisa de los límites de las viviendas y de servicios como la evacuación de aguas pluviales “en esta fase por fin sabemos el trazado el viario romano, es fundamental porque permite actuar a tiro hecho”, detallaba el arqueólogo municipal, Sergio García-Dils.

Últimos descubrimientos

El lugar donde ahora se trabaja para sacar a la luz la antigua ciudad romana, era en esa época un punto importante de la colonia augusta, no solo por los que allí residían, que a la vista de los hallazgo localizados debían de ser de buena posición, también lo era por ser uno de los lugares más altos de la ciudad , algo fundamental para la distribución de agua.

Hace unos meses se localizaba en la zona Norte una inscripción en la que se detallaba la existencia en este punto de la ciudad de una estructura que servía para distribuir el agua en el conjunto de la colonia. Posteriormente se encontraba la red de tuberías y ahora se ha hallado un horno metalúrgico y los restos de lo que podría ser aquel mecanismo que repartía el agua en distintas zonas.

Publicidad
Publicidad