Mirador de Peñaflor

“Tipografía”

Por primera vez desde que la Diputación de Sevilla comenzó con el Plan Supera, el dinero destinado a Écija en una convocatoria se va a destinar a un solo proyecto: la rehabilitación del edificio del Mirador de Peñaflor en pleno centro de la ciudad.

El primer paso para que el proyecto se apruebe por la diputación y se pueda comenzar la obra ya se ha dado con la aprobación en pleno de la memoria del mismo, paso previo a la redacción del proyecto para su presentación a la convocatoria de ayudas para ejecutarlo.

Mientras esto sucede también como parte de la redacción del proyecto definitivo que se va a presentar al Plan Supera, se han iniciado trabajos que determinarán el estado real del edificio y el lugar donde se encuentra, por lo que se llevarán a cabo catas arqueológicas, y las necesidades de restauración de este inmueble del siglo XVIII.

En cuanto al proyecto, el presupuesto es de 587.000 euros y la previsión del ayuntamiento darle un uso turístico y cultural. En este sentido la intención es ubicar en los bajos del edificio una oficina de información turística, en una de las plantas dependencias municipales también vinculadas con turismo y el resto espacios diáfanos donde poder acoger exposiciones, reuniones o como un recurso turístico más.

De cumplirse la previsión del ayuntamiento, y gracias a un cambio en las condiciones del Plan Supera, los trabajos podrían dar comienzo tras el verano “en torno el mes de junio podríamos tener la resolución de aprobación , las obras se podrían licitar sobre el verano e iniciar ante de la llegada del septiembre u octubre”, y se prolongarán durante un año, según detallaba el delegado de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez.

El Mirador de Peñaflor es de titularidad municipal. Desde 2006 existe un informe detallando el mal estado del edificio. En 2015 se iniciaron los procedimientos para su desalojo –acogía un establecimiento y un inquilino-, apeo y consolidación. Ahora los trabajos supondrán la consolidación estructural del edificio, la restauración y adecuación a códigos técnicos en materias tan esenciales como fontanería y electricidad. También se proyecta la instalación de un ascensor para la facilitar la accesibilidad a este espacio público, y recuperar las estatuas que lo coronaban.

Desde septiembre de 2014 la Casa-Mirador de los Marqueses de Peñaflor está incluido en la Lista Roja del Patrimonio de la Asociación Hispania Nostra, por deterioro progresivo.

Publicidad
Publicidad