16
Lun, Dic

Busto del emperador Adriano en el Museo Arqueológico de Sevilla

“Tipografía”

Más de 500 personas han firmado en menos de 24 horas la petición llevada a cabo desde la plataforma change.org en la que se solicita que el bulto romano del emperador Adriano localizado recientemente en el término municipal de Écija, sea custodiado y expuesto en el Museo Histórico Municipal de la ciudad y no en el Museo Arqueológico de Sevilla como anunciaba este miércoles la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo.

Publicidad

Los promotores de la petición basan la misma en que esta importante pieza, de incalculable valor, ha sido localizada en Écija, la antigua Astigi, y probablemente, aunque la investigación está en marcha, el origen de la misma se encuentre en alguna villa romana de la zona. A esto se suma que Écija cuenta con un importante Museo Histórico donde se custodian piezas como la Amazona Herida, una escultura de la que solo se tiene constancia de cuatro en el mundo, o una de las mejores colecciones de mosaicos de Andalucía.

En la petición, que se puede apoyar firmando a través de este enlace (https://www.change.org/p/junta-de-andaluc%C3%ADa-vuelta-a-%C3%A9cija-del-busto-del-emperador-adriano-mosaico-de-baco-y-retrato-de-vespasiano-y-se-custodie-en-el-museo-municipal ), opinan que el Museo Arqueológico de Sevilla debería custodiar “únicamente piezas de la capital” mientras que otras localizadas a lo largo de la provincia, deberían ser expuestas en esos municipios “para fomentar el Turismo y ensalzar la Cultura y Patrimonio de cada población”.

En este sentido, en 2016 en el término municipal de Tomares se localizaban de forma casual varias ánforas llenas de monedas romanas. El “tesoro” –como es conocido- también se encuentra en el Museo Arqueológico de Sevilla. Otro caso, aunque en esta ocasión ha vuelto a su lugar de origen, es el mosaico “El juicio de Paris” del siglo V después de Cristo, que regresó a Casariche desde el Museo Arqueológico de Sevilla después de 32 años.

Sobre la petición de firmas para que el busto del emperador Adriano regrese a Écija, los promotores de la iniciativa detallan que una vez recogidas las firmas se realizará un escrito formal realizando la petición.

Respecto a la pieza, se trata del busto romano de un varón en traje militar con coraza de parada. Con 75 centímetros de alto y 70 de ancho, la obra, por su fisionomía e iconografía, se identifica con el emperador Publio Aelio Adriano, que sucedió a Trajano en el año 117 d.C.

Dicho busto, recuperado por la Guardia Civil en una finca de Écija, se corresponde a un tipo conocido con coraza y manto militar y presenta similitudes con el busco del Museo Capitolino y con el de Serrata Maritini --en el Museo de Grosseto actual--; con el del la Galleria degli Uffizi, en Florencia; el del Museo de Nápoles o con el de Yecla.

Las primeras estimaciones apuntan a que el busto abría alcanzado un alto precio en el mercado negro o en el ámbito de las subastas, pudiendo superar los 500.000 euros.

Publicidad
Publicidad
Publicidad