20
Dom, Oct

Agentes ante la picadura de tabaco localizada

“Tipografía”

La Policía Nacional en Écija ha desmantelado una organización dedicada a la producción y distribución de tabaco de contrabando a nivel nacional. En el operativo denominado "Colonda" los agentes han detenido a tres personas y se han incautado de 2.200 kilos de este tabaco.

Publicidad

Según detalla el Cuerpo Nacional de Policía en una nota de prensa, la investigación se ha desarrollado en dos fases, la primera se inició  en el mes de febrero, cuando un radio patrulla interceptó una furgoneta de reparto de paquetería; en su inspección hallaron 100 paquetes a nombre de diferentes empresas, que contenían casi 300 kilos de picadura de tabaco a granel, estando los destinatarios repartidos por toda la geografía española.

Tras realizar distintas averiguaciones se pudo determinar la nave desde donde se habían cargado esos paquetes, por lo que se solicitó el correspondiente mandamiento de entrada y registro.

Una vez los agentes en el interior de la nave investigada, comprobaron que disponía de varias estancias.

En una de ellas se  localizaron 300 kilos de picadura de tabaco, distribuidas en bolsas, la mayoría de un kilo cada una, listas para su venta, así como cajas de distintos tamaños, bolsas, básculas y otros útiles para el empaquetado y posterior distribución del tabaco de contrabando. En otra de las estancias, utilizada como almacén, se intervino casi 700 kilos de picadura.

Conforme avanzaba la investigación se pudo determinar quienes eran las personas responsables de este entramado delictivo, culminando con la detención de una de ellas 

La segunda fase consistió en la identificación y grado de participación de los responsables de la empresa de distribución de paquetería, de los que se tenían indicios de que pudieran estar implicados en este negocio ilícito de picadura, empaquetado y envío de tabaco de contrabando a distintos puntos del país.

Se pudo determinar, que los responsables de esta empresa de paquetería, disponían de una nave en uno de los polígonos de la localidad astigitana, que utilizaban para almacenar el tabaco de contrabando. Aquí los agentes se intervinieron de 336 bolsas conteniendo cada una de ellas, un kilo de picadura del tabaco a granel, y dos cajas conteniendo cada una 200 kilos de tabaco en hoja.

También se inspeccionó la empresa de paquetería,  donde se incautaron 16 cajas que contenían 73 bolsas, cada una de un kilo de tabaco a granel picado.

Esta segunda fase se detuvieron a otras dos personas, como presuntos autores de un delito de contrabando de tabaco, operativo que continúa abierto y del que no se descartan nuevas detenciones vinculadas a este entramado criminal.

Publicidad
Publicidad
Publicidad