Plano de mejoras presente en el anteproyecto

“Tipografía”

Un documento de cinco páginas firmado por los grupos de la oposición Écija Puede e Izquierda Unida, recoge tres alegaciones al anteproyecto del complejo deportivo de La Alcarrachela para la gestión de las instalaciones –a excepción del pabellón- y la piscina cubierta y la de verano.

Publicidad

Las alegaciones al anteproyecto se centran en la fiscalización de la gestión y cumplimiento de la empresa que ha contado con la concesión desde 2012 y que lo mantiene hasta que se resuelva el nuevo contrato.

Principalmente desde Écija Puede e IU solicitan que antes de la redacción de proyecto se lleve a cabo una inspección de las instalaciones por técnicos municipales para comprobar el cumplimiento de los compromisos recogidos en la oferta presentada por la empresa que ha gestionado las instalaciones en los últimos años “se debería de informar por la Oficina Técnica Municipal de la ejecución, comprobación y realización de los compromisos establecidos en las ofertas de propuestas de mejora e inversiones realizadas por la entidad ALTAMARCA S.A.”, señala el documento, donde se detalla que la misma recogía unas mejoras e inversiones de 149.500 euros, una mejora del equipamiento en 32.500 euros y 23.500 euros en material deportivo.

De otro lado, en la segunda alegación consideran necesario acordar “las medidas precisas para conseguir o establecer el buen orden en la ejecución de lo pactado, por las omisiones que ha comprometido y perturbado la buna marcha del contrata, debiendo dar cuenta al órgano de contratación.

Por último el documento también señala la necesidad de informar con un expediente administrativo sobre la reclamación “de daños y perjuicios de incautación de la garantía definitiva de los incumplimientos del pliego de cláusulas administrativas particulares”, algo que recuerda que se elevó a pleno el pasado mes de noviembre.

Junto con las alegaciones ambas formaciones presentan documentación que avalan las mismas, entre los que se encuentran el contrato firmado entre el ayuntamiento y la empresa en agosto de 2012 o el acta de la mesa de contratación de abril de ese mismo año, entre otros.

El anteproyecto para la gestión del complejo deportivo se presentó el pasado mes de octubre y en él se recoge una propuesta de inversión para el arreglo y mejora de las instalaciones y equipamiento, algo que en opinión de los portavoces de ambos grupos municipales puede ser responsabilidad de la empresa que lo ha gestionado en los últimos años “parte de la justificación de los casi dos millones de euros de inversión son consecuencia de una falta de mantenimiento”, y consideran que es necesario aclararlas “ante del nuevo proyecto porque condiciona el nuevo contrato”.

El 7 de diciembre de 2018 se publicaba para información pública en el Boletín Oficial de la Provincia el anteproyecto y el 4 de enero, dentro de plazo de 30 días, Écija Puede e IU presentaban las alegaciones.

Publicidad
Publicidad