“Tipografía”

Miles de personas, cientos de disfraces distintos, e infinita imaginación llena de color, es de lo que se han llenado las calles de Écija para poner el broche final al carnaval 2014 en un jornada marcada por un cielo gris que amenazaba lluvia –alguna gota ha caído- y una tarde fría.

Desde primeras horas de la mañana la incertidumbre de sí la lluvia dejaría que la gran fiesta final del carnaval se desarrollase con normalidad, ha sido un tema recurrente de conversación. Los primeros pronósticos meteorológicos que se consultaban por los responsable de la delegación de Fiestas Mayores y Movilidad y Seguridad Ciudadana, indicaban una disminución de las precipitaciones según avanzase la tarde, pero hasta pasadas las 13.30h no se confirmaba que el desfile se desarrollaría tal y como estaba previsto.

Después de las 17.30h daba inicio el desfile, este año desde un lugar distinto al habitual, la plaza de la Zarzuela, en el conocido como Balcón de Écija. Otra de las novedades ha sido la limitación de la utilización de vehículos a motor solo a las carrozas oficiales.

Como ya es tradicional en el desfile ecijano a lo largo del recorrido se han ido incorporando grupos de personas disfrazadas que han aumentando el número de participantes. Lo que también ha ido aumentando a lo largo del trayecto han sido las paradas de los distintos grupos, algo que ha provocado ciertos retrasos y huecos a lo largo del desfile, llevando a tener que reorganizar en algún momento del trayecto.

A las 21.10h terminaba el recorrido la carroza que cerraba el desfile y éste se daba por finalizado sin registrarse incidentes a lo largo del mismo.

El balance inicial en materia de seguridad ha sido positivo desde la delegación de Movilidad y Seguridad Ciudadana, y por ello se agrace la labor de todos los que han participado en el dispositivo especial de seguridad.

Aquí se puede ver una fotogalería del desfile

Publicidad
Publicidad