Esto que nos está pasando, si no es cuestión de soberbia, es cosa de embestida, que viene a ser lo más parecido. La cuestión es sostenella y no enmendalla porque, después del varapalo del año pasado, otra vez se vuelve a la carga del 8-M. Menos mal que ahora parece que el PSOE está dispuesto a conducirse por la razón y anteponer la Salud Pública y el Bien General.

Leer más...

Pablo Iglesias ha declarado que “en España no hay plena normalidad democrática”. Lo dijo y lo repitió ante la prensa y foros nacionales e internacionales, cuando ejerce como Vicepresidente del Ejecutivo Nacional y el hombre lo primero que dijo al tomar posesión de su cargo -hace un año-, fue que iba a “trabajar para que la próxima década en España sea la del constitucionalismo democrático”. Eso lo prometió cuando nuestro país se regía ya, claramente, por una Democracia Constitucional y, por tanto resultaba baladí el compromiso de trabajar por implantarla, habiendo bastado con expresar la sana voluntad de mantenerla. Pero el postureo es el postureo y Pablo Iglesias nunca se resiste cuando tiene la oportunidad.

Leer más...

Viendo las imágenes del asalto al edificio del Congreso de Estados Unidos por parte de decenas de enfervorizados e incontrolables partidarios de Trump, el individuo capaz de poner en solfa y triturar -a base de incontinente soberbia- un Sistema Democrático que, con sus tachones, ha servido como espejo para muchos otros de Occidente, he recordado de sopetón un artículo que escribí hace un par de años y en el que analizaba el fenómeno indeseable de la Oclocracia.

Leer más...

Melchor, Gaspar, Baltasar,
que llegáis de lo Divino,
humildemente os informo,
en estas letras que escribo,
que el año pasado dije
-en unos versos escritos-
que el Hombre mide su senda
guiándose por los ritos,
marcando hasta dónde llega,
amojonando su Sino
con los hechos de la Vida
que se convierten en hitos
y, por eso, tiene fechas
que le marcan el Camino.

Leer más...
Publicidad
Publicidad