14.9 C
Écija
14.9 C
Écija
domingo ,16 junio, 2024

Francisco Fernández-Pro: Letras breves… El beso y el quijote

Indefectiblemente estoy condenado a ejercer de quijote y tomar la lanza en cuanto advierto cualquier entuerto, abuso, manipulación o desafuero. Estos detonadores se potencian con las advertencias de los allegados. No hay nada que despierte mejor al quijote que vive en mí que la advertencia de alguien querido que me advierta -con toda su buena voluntad- que me aparte del conflicto, que haga oídos sordos, que ponga la venda y guarde silencio. Además, si para convencerme añaden el manido: “No te señales que va a ser peor para ti”,… entonces apaga y vámonos.

Pues sí, creo que lo del beso del Rubiales ha sido de lanza en ristre y Rocinante encabritado. Pero por los dos lados: por el beso y por la movida del beso. Por lo que no debió ser y por lo que ha sido. Por el abuso del que besó y por la manipulación final de la caricia.

Confieso que Rubiales siempre me cayó como un peo. Desde hace mucho tiempo esperaba que, por la salud del deporte y por pura justicia, alguien lo hiciera dimitir. Para mí es un impresentable y un borde que ha hecho lo que ha querido, siempre respaldado por sus amigotes de los poderes públicos, empezando por el propio Pedro Sánchez. Si hacemos memoria la lista de sus desaguisados resulta interminable Una muestra: llevarse la Supercopa de España fuera de España, aparecer en grabaciones y mensajes envueltos en sospechas y afirmaciones casi delictivas, salvarle el culo al Barcelona en el chanchullo que los culés tuvieron con los árbitros mediando, incluso, para que en Europa no se tomara ninguna medida contra los fulleros,… Todos, casos de enjundia y chalaneo en los que andaba Rubiales metido hasta las trancas mientras se daba la buena vida y cobraba un jornal de altísimo estandin.

Pero lo cortés no quita lo valiente. Aunque de haber sido justo, posiblemente Rubiales no tendría ni que haber estado ya como Presidente de la RFEF durante la ceremonia de entrega de trofeos a las campeonas del Mundo, lo que no podemos saber -considerando el jaleo en la Selección de los meses previo al campeonato- es si, entonces, España hubiera acabado ganándolo. Sin duda, en esta ocasión Rubiales tomó las mejores medidas. Pero, por lo que se ha visto, no podía ser. No se podía tener un papel tan excepcional después del barullo previo al Campeonato en el que la Federación, no sólo se había enfrentado sino que había desautorizado y apartado a las jugadoras más relevantes de la Selección. Eso era tener que reconocer algo inconcebible: que los dos hombres que habían vencido el pulso -Presidente y Seleccionador- tenían razón… ¡Casi nada!

Quizá por eso, una vez conseguido el éxito, encontrar un error, hallar un detalle despistado, aprovechar el mínimo gesto, se hizo misión necesaria y fundamental para las reivindicaciones de los manipuladores (no olvidemos que estamos en España). El Mundial era lo de menos, en realidad a la mayoría de esta gente ni siquiera le gusta el fútbol. De gustarle, no se hubieran atrevido nunca a empañar el tremendo éxito de nuestras jugadoras. Había que montar un pitote… ¡y lo montaron! Pero, con todo lo que han montado, flaco favor le han hecho a España y a los españoles: al deporte, a la Selección, a nuestra imagen exterior y a nuestra propia convivencia. Parece mentira que el Fútbol femenino, al que nadie prestaba atención hace tres meses, se haya convertido de pronto en asunto de Estado. Pero lo grave es que ha sido, no por sus logros, por haber conseguido el reconocimiento mundial de nuestras jugadoras, sino por airear el calentón de un corrupto impresentable que, realmente, ni fue calentón ni fue para tanto. Otro esperpento nacional. Otro de los muchos de este mal de las Ideologías.

Pero, aunque les pese… ¡qué grande nuestras campeonas!

Esta y el resto de noticias te pueden llegar a tu WhatsApp cuando la publiquemos, síguenos en nuestro nuevo Canal de WhatsApp de Écjaweb desde este enlace

- Relacionados -

Relacionado

Síguenos en WhatsApp

WhatsApp Écijaweb

Recibe las noticias Écijaweb en tu WhatsApp

Últimos 7 días