.-Como cada Jueves Santo las hermandades de la Sangre y Confalón ha realizado sus correspondientes estaciones de penitencia que al igual que en la tarde del Miércoles Santo, no se han visto afectadas por situaciones meteorológicas adversas. Tampoco el tiempo ha perjudicado a la hermandad de la Madrugá en Écija.

.-No han tenido que mirar mucho al cielo ni los pronósticos en el seno de la Hermandad de San Gil con vista a la estación de penitencia de la tarde del Miércoles Santo. Desde primera hora, aunque las previsiones les llevaban ser precavidos, se podía pensar que en esta ocasión la lluvia, o las previsiones adversas, no iban a influir en la salida procesional del Señor de Écija.

.-En pocas ocasiones la Hermandad de la Expiración ha abierto las puertas del Templo que la acoge, la iglesia de Santiago, para iniciar la estación de penitencia en noche ya cerrada. Es habitual que la luz del día acompañe la salida del paso de misterio que acoge al Nazareno de la Misericordia, pero este año no ha sido así, la oscuridad ha sido testigo de la salida de la hermandad del Martes Santo, el motivo: de nuevo la previsión de lluvia.

.-Hay que remontarse muchos años para encontrar un Lunes Santo sin que el barrio del Puente viese salir de la iglesia de Santa Ana la Cruz de Guía de la Hermandad de la Yedra y tras de ella las imágenes de la imagen que le da nombre y la de Nuestra Señora de la Caridad.

Una de las peores decisiones que debe de tomar la junta de gobierno de una hermandad es no salir en procesión durante la Semana Santa después de una largo año de trabajo. La segunda más difícil seguramente es la decisión de volver al Templo una vez se está en la calle ante el temor de que las previsiones meteorológicas adversas se cumplan.

.-Las previsiones de lluvia durante gran parte de la jornada que avanzaba el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología para Écija, finalmente no se ha cumplido y el Señor del Amor ha podido salir de su barrio de La Alcarrachela, para procesionar por la ciudad un Sábado de Pasión más, quien sabe si será el último.

Más artículos...

Publicidad
Joyeria Ramos