A las 19.30 horas, tal y como estaba previsto, se abría el portalón de la Iglesia de Santiago para dejar paso a la Cruz de Guía que iba a conducir los pasos de la hermandad por las calles de Écija, minutos antes, en el patio principal del templo, los nazarenos ocupaban prácticamente todos los rincones de manera ordenada y el capataz del paso del Nazarenos de la Misericordia, se afanaba en dar indicaciones para sortear los primeros obstáculos de la tarde. Comenzaba de este modo el Martes Santo de Écija.

De color verde esperanza y con mensajes de caridad se ha teñido el Lunes Santo de Écija después de un descanso forzoso el pasado año. La hermandad del barrio del Puente ha podido realizar la Estación de Penitencia prevista para el pasado año y lo ha hecho sin contratiempos y dejándose querer, poco a poco, viviendo el momento.

La Semana Santa de Écija ha comenzado de la mejor manera posible. Este año no ha sido necesario mirar partes meteorológicos ni hacer cambios de ultima hora, la Hermandad del Cautivo, tanto por la mañana como por la tarde, solo ha tenido que preocuparse porque todo salga bien.

Una de las principales preocupaciones de los padres de niños en grandes aglomeraciones como puede ser la Semana Santa, es tener a los pequeños controlados en todo momento para evitar que se extravíen. Aún así son habituales los casos de niños que pierden la pista de sus padres, en algunos casos durante unos segundos o a lo sumo unos minutos, pero en cualquier caso el tiempo transcurrido es angustioso para unos y otros.

-Como cada Sábado Santo las calles de Écija se han vestido de luto en señal de duelo para presenciar el cortejo fúnebre que acompaña a la urna de madera recubierta de carey y con incrustaciones de plata en la que yace el cuerpo de Ntro. Señor Jesucristo, y que cierra la Virgen de la Soledad.

.-Casi de manera ininterrumpida desde las seis de la mañana, la devoción, la curiosidad y la tradición han llenado las calles de Écija en la jornada del Viernes Santo: desde la iglesia de San Juan a la de la Merced, de Santa Bárbara a Los Descalzos, pasando por San Francisco, Santa María o Santiago

Más artículos...

Publicidad
Joyeria Ramos