“Tipografía”

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Ayuntamiento de Écija mandaba imprimir los presupuestos ordinarios para el general conocimiento de los ciudadanos. Hasta nosotros ha llegado un ejemplar correspondiente al año 1951 en el que se especifican de forma pormenorizada tanto los ingresos como los gastos. El presupuesto -aprobado en sesiones celebradas los día 29 de octubre de 1950 y 4 de enero de 1951- ascendía a 3.677.722,64 pesetas. En el capítulo 2 aparece la asignación destinada al alcalde por importe 25.600 pesetas. Los tenientes de alcaldes y concejales jurados no tenían ningún tipo de asignación. El capítulo 4, lo integraban los gastos de la policía urbana y rural, alumbrado y servicios eléctricos y mecánicos, mercado y puestos públicos, alhóndiga, matadero, guardería rural, prevención y extinción de plagas del campo, extinción de animales dañinos.

El capítulo 10, Instrucción pública, es decir las partidas destinadas a prestaciones de instrucción primaria, escuelas municipales, enseñanzas especiales, escuelas y talleres profesionales, instituciones culturales, y conservación de monumentos artísticos e históricos ascendía a  390.051,53 pesetas.

Respecto al capítulo de ingresos el ayuntamiento se nutría, entre otras partidas, por la de “imposición municipal” “derechos y tasas”, y las de “multas” también eran una fuente de ingreso pues había presupuestado recaudar 14.078,75 pesetas.

En el capítulo de la designación de gastos, en el apartado de personal subalternos, el conserje de la casa ayuntamiento percibía 4.850 pesetas anuales; los dos ordenanzas a razón de 4.550 pesetas cada uno; el pregonero 4850 pesetas; el relojero 1350 pesetas. En el apartado de limpieza de la vía pública, el pago del contrato de servicio de limpieza de la vía pública, ascendida a 48.000 pesetas. Para desinfectantes limpieza y saneamiento de los urinarios en la vía pública 250 pesetas; para el pago de los haberes de la encargada de los evacuatorios de la Plaza de España, 2.500 pesetas; para la adquisición de paños, jabón y otros útiles necesarios para dichos evacuatorios 300 pesetas. El Ayuntamiento en este ejercicio dedicaba partidas especiales para la compra del puente de hierro y para adquirir la Plazas de Abastos.

En el apartado de vigilancia y seguridad, la plantilla municipal estaba integrada por un jefe que percibía 7625 pesetas anuales, un subjefe 6.250 pesetas; tres cabos, 5.625 pesetas cada uno; y 39 guardia municipales 5.125 pesetas cada uno también anualmente.

Dentro del apartado de las indemnizaciones 1.000 pesetas estaban destinadas a familias pobres por perjuicio sufrido en sus viviendas, ropas o muebles con motivo de inundaciones, fuegos o epidemia.

Otro apartado importante de gastos y que el ayuntamiento tenía que soportar eran los alquileres de edificios. Así se abonaban las rentas de una casa en la Plazuela de José María López, que ocupabas el Cuartel de la Guardia Civil; la casa habitación del teniente de la guardia civil; los derivados del hospital de san Sebastián y su personal facultativo, así como a la superiora y seis hermanas encargadas del establecimiento, entre los que se encontraba la asignación de 200 pesetas para pelado y afeitado de los enfermos del hospital. También había participadas específicas para abonar los alquileres de los edificios destinados a escuelas nacionales. En total eran doce que estaban ubicados en las calles José García de Castro, Capitán Sanz, Evaristo Espinosa, avenida de Italia, José Canalejas, Mármoles; Plaza 18 de julio; calle Comedias, Secretario Armesto, Pacheco, Calvo Sotelo, y calle Valderrama, y para el pago de las casas habitaciones a 39 maestros nacionales. También el Ayuntamiento asignaba partidas destinadas a becas para la universidad de Sevilla y para alumnos pobres de la localidad.

En el apartado de calamidades públicas, llama la atención el apartado de gastos de prevención y represión de abuso de mendicidad y vagancia, corrección y protección de menores, huérfanos desvalidos y viciosos con un importe de 3.000 pesetas

Respecto a la banda municipal tenía asignada para el pago de los músicos e instrumentos a 61.466 pesetas, también había asignaciones especiales para atender a los gastos de la celebración de las fiestas del árbol, y del libro.

En cuanto a las asignaciones religiosas, iban destinadas para la celebración de la novena del Patrono de la ciudad San Pablo; ofrenda a Santa Florentina, con una arroba de cera labrada; gastos de limosna en los oficios de Semana Santa, gastos de la función del Corpus Chirsti; y a la Hermandad de la Santísima Virgen del Valle, Patrona de la ciudad. 

Juan Méndez Varo