“Tipografía”

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 -Vecinaaaaaa!!!

Aquello me sonó como un campanazo a media vuelta. Quizás no se había percatado mi querida del quinto de que me hallaba tras una lúcida pita que acababa de colocar entre muro y muro, cual uva a su parra se había enganchado entre hojarasca y asomaba su rostro como sorprendida lagartija pegada a un farol en busca de mosquitos.

-Querida, no estoy muy lejos .En el mismo lugar de siempre, hoy leyendo o mejor ojeando la propaganda comercial llegada al buzón.

-¿Este “plantario” que nos aleja, de dónde lo ha sacado? 

-Es una pita, necesita poco agua y es nueva en casa y eso de que nos aleja nada de nada. La compartimos. ¿O no le parece? .Dije en medio de un breve discurso que me temía no iba a quedar en una mera invitación a disfrutar de una nueva planta en mi solárium sino que le sacaría punta como a un lápiz.

-Si me lo pinta así. ¡Pero no sé yo! La verdad que muy bonita, como que no. Yo de pita entiendo algo, por ejemplo  de las pitas también se fabrica una especie de cordel con sus fibras, es un ave de la familia passeriforme del género Pitta; es una serie animada japonesa el Pita Ten (Kai),pan de pita...

- Y un juego, un juego…

Me trae a la memoria aquellos juegos de patio de colegio. La pita, el muerto, la tanga…juegos que a pesar de todas las tecnologías y avances aún se juegan aunque en menor medida. La pita, que así le llamaba mi abuela, es un juego muy antiguo. (“Se puede jugar en cualquier sitio, solo se necesita una tiza o algo para pintar unas rayas en el suelo y una piedra o teja que es lo que se llama pita. Primero se sortean los turnos en los que se va a jugar. El que juega tira la piedra al cuadro número uno y se va saltando a la pata coja, cuando se llega al final se da la vuelta y cuando llega al número uno coge la piedra y salta. Cuando acabes de pasar todos los números, lo haces con un ojo tapado o cerrado. Con el ojo tapado haces el mismo recorrido que antes. Si la piedra cae en una raya te tienes que tapar un ojo y si la piedra cae por segunda vez en otra raya tienes que taparte los dos ojos. Si lanzas la piedra y cae fuera de la pita o en otro número al que no tienes que tirar, pasa el turno al siguiente porque has fallado”).”Una bolita de algodón pa ti y pa to melocotón…” Y ya está…

-Pues cierto, habré jugado unas cuantas veces tantas como a romper botijos en Cañato…

-Ve como al final le va a gustar la idea de compartir la planta.

-Pues sabe lo que le digo que pita, pita, pita…es lo que le digo a mi gallinita. ¿Le hace tortilla de espárragos y un vasito de agua de la suya?

-Eso no se pregunta, amiga

- ¡Hala a ver cómo salta usted ahora el muro!. Jijiji

Pues nada no quedaba otro remedio que apartar el macetón porque la tentación se cocía al lado de mi lustroso solárium sin las pitanzas que en aquella añeja mesa de forja, repintada a base de colores verdes, azules y blancos tenía mi querida vecina del quinto. Cual gallinita, a lo pita, pita, pita, salté al requerimiento de un buen vaso de agua. (Les guiño un ojo, y si me apuran los dos)

Queridos, buen fin de semana  

 

                                                                                                                María del Valle Pardal-Castilla