“Tipografía”

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El panorama político de nuestro país poco o nada tiene que ver con la genial cinta que nos regalara el ahora denostado Brian Singer en el año 1995. Pero no puedo evitar recordar este filme viendo las caricaturas que nos presentan los candidatos a la presidencia del gobierno en todos los informativos.

Singer nos contaba por aquel entonces una historia en la que un agente de la ley llamado Dave Kujan intentaba desentrañar el misterio de un incendio de un barco en el puerto de San Pedro con un único superviviente: Verbal Kint, un fantástico Kevin Spacey que daba vida a este pobre hombre lisiado que iba desentrañando una historia de personajes corruptos y auténticos criminales abanderados por un líder en la sombra al que todos temen: Kaiser Soze.

Todo comienza en una rueda de reconocimiento, en la que, curiosamente, tenemos cinco sospechosos habituales. Para una mente cinéfila como la mía es fácil identificar esos sospechosos con los principales candidatos de nuestros (igualmente denostados) partidos políticos. Sí, ya sé que son cuatro, pero yo meto en el ajo también a Garzón.

Kint va complicando su historia cada vez más. El nombre de Kint, por cierto, no es casual. Si jugamos con las letras nos queda Verbal Knit, algo así como «tejer las palabras», el deporte nacional de nuestros candidatos, que no dudan en cambiar de opinión, de mensajes e incluso de aspecto físico para salir airosos de este escollo en el que están metidos. Pero, inevitablemente, todos y cada uno de estos sospechosos habituales irán cayendo ante esa figura oculta que todo lo controla. Un destino negro del que no podrán escapar.

Los votantes somos, sin duda, los agentes de la ley que queremos desentrañar todo este lío en el que nos hemos visto envueltos. La pregunta es ¿Quién es Kaiser Soze? ¿Quién terminará imponiéndose a los demás? Si han visto la película, pueden hacerse una idea de la respuesta. Si no, siéntense a verla y cuéntenme sus conclusiones.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad
Joyeria Ramos