La imagen cuenta con autorización paterna de los niños para su publicación

“Tipografía”

Alumnos de SAFA Écija de entre 8 y 12 años, han participado en la primera edición del concurso “Inventa y Emprende”, una iniciativa que nace con la intención de potenciar la cultura emprendedoras de alumnos de Primaria. Los inventos más originales y prácticos han sido premiados en un acto que se ha desarrollado este viernes en el centro.

Publicidad

Una sombrilla de playa giratoria según la posición del sol, un dispositivo que permite atarse los cordones de las zapatos en un instante o un casco para moto con conexión automática con servicios de emergencia en caso de accidente, han sido unos de los proyectos presentados y desarrollados por estos alumnos.

En la categoría 2º Ciclo de Educación Primaria el primer premio ha sido para Ana Isabel Gálvez, por un chaleco auto inflable al contacto con el agua. Carlos Rivera ha presentado el Atacordones Automatic y para él ha sido el segundo premio en esta categoría, y Salvador Molero ha ideado un recoge pelotas para cuando estas se “embarcan”.

Otros tres premios han recibido los alumnos de 3º Ciclo de Educación Primaria, donde el primer premio ha sido para un paraguas que deja las manos libres y que ha sido presentado por Nora Martín. El casco con chip integrado para casos de emergencia es una idea de Antonio Madueño, y la “Sombrilla de la pereza”, que ha obtenido el tercer premio, es un proyecto de Marta Carrasco. Al mismo tiempo se han entregado diplomas a cinco finalistas más por categoría.

A través de esta experiencia educativa, los niños han tenido que diseñar un boceto de un invento o producto que mejore la calidad de vida de las personas, detectando algún problema de un determinado sector de la población e imaginar un posible invento o producto que dé respuesta a dicha necesidad.

Durante el desarrollo de dicha experiencia, señalan desde el centro “han investigado cómo era la vida cotidiana antes de la aparición de algunos inventos: cómo se lavaba la ropa cuando no existía la lavadora, cómo se limpiaba el suelo cuando no estaba la fregona, cómo nos comunicábamos con amigos o familiares cuando no existía el móvil, etc… Inventos todos, que sin lugar a dudas, son comunes en nuestra vida diaria pero que en su día, fueron una gran revolución para los seres humanos”.

Como parte del programa los alumnos han ido conociendo las características, las habilidades y destrezas que caracterizan a los emprendedores, pero especialmente, han comprobado la importancia que tiene la capacidad de observación en las personas con talento emprendedor, aquellas que son capaces de “mirar y observar de forma diferente”, de percibir la necesidad de encontrar una solución a una actividad o tarea dificultosa, obstáculo o problema.

El jurado ha estado compuesto por técnicos del CADE-Écija, la delegada municipal responsable de educación y parte del equipo directivo y docente de SAFA Écija.

Publicidad
Tenemos WhatsApp 01a
Publicidad