“Tipografía”

Un días después de la rueda de prensa del Club de Piragüismo Écija en la que hacían público la difícil situación que está atravesando el club que puede llevarlos a desaparecer por una denuncia, la parte denunciante, el Club Ecijano de Piragüismo “Los Papafrita” asegura que no actuó de mala fe y que antes de presentar dicha denuncia “existió voluntad de diálogo”.

En un comunicado publicado en su perfil de Facebook, “Los Papafritá” detallan su versión de los hechos desde el 14 de noviembre de 2014, momento en el cual comprueban que la instalación de cuerdas para delimitar un itinerario de slalom del otro club de piragüismo, suponían un peligro para un grupo de personas que estaban realizando un descenso en una balsa de rafting “se percatan de la existencia de unas cuerdas que cruzaban el río y que quedaban a la altura del cuello” teniendo que ser evitadas “tumbándose en la balsa”.

El club continúa relatando que un día después ponen en conocimiento de los hechos al presidente del Club de Piragüismo Écija y le solicitan que retire las cuerdas “la respuesta fue que ya decidirían si las retiraban o no”. Unos días, sigue el comunicado “y tras comprobar que las cuerdas permanecían instaladas, es cuando se decide interponer la denuncia” con el único objetivo de que se retiren las cuerdas “por el peligro que representan”.

Por último, desde “Los Papafrita” aseguran que el presidente del Club de Piragüismo Écija tras conocer la sanción tuvo un nuevo contacto con un miembro del club denunciante y le “advierte de que llevarán a cabo lo que a nuestro entender es una campaña de desprestigio en nuestra contra. También afirma que cuenta con el apoyo de toda la corporación y que puede hacernos desaparecer esa misma tarde”, como recoge la publicación, donde se concluye que “nunca ha sido nuestro deseo embarcarnos en una guerra contra el Club de Piragüismo Écija, pero de ningún modo vamos a consentir que con falsedades se nos calumnie. No vacilaremos a la hora de tomar medidas contra quienes nos injurien, o contra aquellos que pretendan coartar nuestro derecho de asociación”.

La denuncia se ha cerrado con una sanción de más de 7.700 euros que puede suponer la desaparición del Club de Piragüismo Écija.